Luego de un sábado bastante esquivo, la uruguaya Maite Cáceres tuvo el domingo la posibilidad con un auto más acorde, de mostrar su potencial en el Circuito de las Américas, en Texas, Estados Unidos, en el marco de la última Fecha de la USF Juniors Road to Indy.

Eso quedó de manifiesto en la Carrera 2 (primera del domingo) cuando partiendo desde el lugar 18, la piloto fernandina fue escalando posiciones con un ritmo sostenido para finalizar en el lugar 11 y volver a cosechar puntos en el certamen.

A bordo del monoplaza del International Motorsport, pudo contar con un ritmo acorde que le permitió superar rivales y mantenerse a mitad del aguerrido pelotón girando todos –incluyendo la uruguaya- en tiempos similares. Fue una muy buena actuación donde dejó en evidencia que si el monoplaza funciona desde la clasificación, perfectamente puede colocarse entre los 10 mejores.

La última carrera, tercera del fin de semana, volvió a contar con una Maite Cáceres aguerrida y con la mira puesta en ir al frente. Lo venía logrando cuando volvieron a repetirse los problemas del sábado: el motor se apagó y no hubo posibilidades de ratificar el avance aunque no obstante ese percance, finalizó en el lugar 15.

Tras cerrar su presentación en la UFS Juniors Road to Indy, Maite aguarda ahora buenas y nuevas noticias sobre su futuro deportivo.