Frank Piñón, el entrenador cubano del Club Remeros Salto está llevando adelante un trabajo con aspectos positivos para la institución en dicho deporte.

Piñón lleva dos años y medio trabajando en el mencionado club salteño y cuando llegó, la institución contaba con solamente tres remeros y ahora hay 20 jóvenes entre 10 y 18 años. Incluso, en la última etapa disputada del Circuito Nacional de la Federación Uruguaya de Remo, el club salteño se impuso en nueve pruebas, lo que indica que se están viendo los resultados de los trabajos sobre un proyecto a largo plazo. Además, ya está planificado participar de la próxima Fecha del Circuito Nacional, que será el 23 de octubre en Mercedes, concurriendo con 17 remeros de diferentes categorías.

La gran promesa para el remo del futuro que defiende los colores del Club Remeros Salto es Valentín De Matos, un joven de 15 años, 1.80 de estatura y 70 kilos de peso. Dicho deportista está marcando muy buenos tiempo en las pruebas de remoergómetro y es gran candidato para integrar las selecciones juveniles de Uruguay. Según Piñón: “De Matos es un chico del barrio Arenitas Blancas de Salto, lo estamos preparando en forma especial, ya que es una gran promesa para el remo uruguayo. Apuntamos a que corra en la modalidad de single, seguramente lo convocarán para que integre la selección nacional en el Sudamericano de Paraguay. Por su edad, tiene tres años para competir en juveniles, ya que es hasta los 18. Tenemos mucha expectativa de que lo convoquen para integrarse a los entrenamientos de noviembre en Montevideo. En Salto el remo está progresando bastante y ahora tenemos el proyecto de “Salto Rema”, donde en verano se pueden incorporar al club niños para hacer remo recreativo y de esa forma, a su vez, podemos detectar algún nuevo talento. Además, también hay en el club una jovencita que tendrá una gran proyección deportiva, tiene 15 años y en su momento fue convocada a la preselección uruguaya. Se llama Oriana Gómez y creo que el año próximo será designada para el equipo nacional juvenil”.

Frank Piñón, en Cuba, fue remero de la selección nacional de su país y luego, al dejar el deporte activo, comenzó como entrenador en un club de La Habana, donde permaneció ocho años en esa función. Según su opinión sobre el técnico de las selecciones nacional de Uruguay, Osvaldo Borchi, expresó: “Es un genio, cuando tengo alguna duda lo llamo y lo consulto. Siempre está a las órdenes de los entrenadores de los clubes uruguayos. Nos guía permanentemente y eso para un extranjero como yo, es algo muy importante. Mi llegada al Club Remeros Salto se concretó por intermediación del coloniense Rodolfo Collazo, ahora presidente del Colonia Rowing Club”.